argazkia Gabriela Kraviez

Argazkia Gabriela Kraviez

Donostia,1969. Vive y trabaja en Donostia. Ha participado en exposiciones colectivas e individuales como:

           [martillo puño- flecha dedo].Exp. Individual, curaduría Catalina Lozano, galería Parallel 2017, Mexico Df./ Restos materiales, obstáculos y herramientas. 32ª Bienal de Sao Paulo 2016 / Can-ni-faire. Exp. Individual, CarrerasMugica, 2016 Bilbao / Une machine désire de l’instruction comme un jardin désire de la discipline. Exp. Colectiva, curaduría Catalina Lozano, Frac Lorraine, 2014 Metz / (A.T.M.O.T.W.) Xabier Salaberria. Proceso y Método Guggenheim Bilbao 2013 / The Society Without Qualities. Exp. Colectiva curaduria Lars Bang Larsen. Tensta Konsthall, 2013 Stockholm / Inkontziente- Kontziente. Exp. Colectiva Scenario 1 about Europe, curaduria Peio Agirre. GFZK,  2011 Leipzig / Eine grammatik der dritten person. Exp. Colectiva, curaduria Burkhard Meltzer y Tido von Oppel  Corner College, Zurich. / Inkontziente/ Kontziente. Exp. Individual, CarrerasMugica 2011 Bilbao/ Cold Front. Curaduria Chus Martinez, 2008 Kunstverein Frankfur. Entre otras, actualmente participa en la exposicion de CCentro Madrid Ganar Perdiendo, curaduria Catalina Lozano.

relacionado

ruido como de piedra en el neumático izquierdo

Esta propuesta parte de la invitación recibida por el artista Xabier Salaberria para comisariar una exposición colectiva en la nueva sede de Halfhouse, Barcelona. Después de 9 años de actividad, en 2018 Halfhouse ha abierto nueva etapa con un cambio de espacio y con un ciclo de exposiciones colectivas comisariadas por artistas. Tras sendas exposiciones organizadas por los artistas Luis Bisbe y David Bestué, esta nueva exposición corre a cargo de Xabier Salaberria y cuenta con la participación de Ainara Elgoibar, Oier Etxeberria, Gabriela Kraviez, Jorge Satorre y el propio Xabier Salaberria.

 La metodología para llevar a cabo la exposición toma como punto de partida la especificidad del trabajo de cada uno de los artistas convocados. El hecho de que las posiciones en las que se encuentran se vayan compartiendo hasta el punto y el momento en el que tendrán que compartir un mismo espacio deviene un horizonte de posibilidades. Posibilidad de adecuación o inadecuación, de sensación de confort o incomodidad e incluso de amabilidad o hostilidad entre las mismas.

En ese sentido, destaca el hecho de que la configuración de la exposición ira mutando a la vez que cada una de las propuestas vaya avanzando. Las opciones de adaptación o no al espacio de cada trabajo y el montaje en común son también claves sobre los que gira esta idea.

La exposición tendrá lugar entre marzo y abril de 2019. Una vez hecha publica la propuesta expositiva, las reflexiones sobre lo acontecido seguirán teniendo lugar, algo que ha caracterizado el proceso colectivo desde su inicio.