Rakel Winchester

Julen Garcia Muela (Beasain, 1993) es artista y desarrolla su práctica principalmente en la imagen. Ha participado en distintas exposiciones colectivas: Reencuentros, Mercado de Abastos (Logroño, 2020), Bi Dos Two, Azkuna Zentroa (Bilbao, 2018); Él Él Él, Arenatzarte (Gueñes, 2017); T-festa, IED (Madrid, 2017) / Tabakalera, (Donostia, 2016) / Azkuna Zentroa (Bilbao, 2014); Getxoarte (Las Arenas, 2016 y 2014) o en el Programa de Artistas Nóveles de Gipuzkoa, KMK (Donostia, 2016). E individualmente: Cierto tipo de intensidad o locución, Jugo (Córdoba, 2019); A body is never just a body, Colegio de Abogados (Córdoba, 2018). Co-dirigió el festival de arte Jazpanart durante sus tres ediciones (Beasain, 2011-2014).

rakel winchester

Rakel Winchester es una cantante de Córdoba que en los 2000 tuvo su one-hit wonder con la canción El marío de la carnisera. Si lo que llamamos éxito o fracaso depende de muchos factores, en su caso guarda mucha relación con mantenerse férrea a su estilo. Aunque esa idea pueda ser recurrente en las biografías, sobre todo en las de la música, no puedo evitar ver en ella algo personal, más allá de biografías, y que me conecta con lo que yo entiendo como arte. Si el arte tiene que ver con la vida, en Rakel es innato: letras que hablan de la vida, vida que depende de la vida, tomar decisiones, mantenerse en una posición. Una posición que con el paso del tiempo deja unas huellas, destellos estéticos que sostiene un cuerpo. 

Aunque aún no sé con certeza qué me ha llevado a proponerle este proyecto, seguramente haya una suerte de espejo distorsionado de por medio. Proyecciones con las que lidiar en el tú a tú, entre pudores. En verano.